domingo, enero 28, 2007

Amor a la Bartleby

Si me regalas tus entrañas,
yo te regalo mi amor por el día
y mi sexo por la noche,
dijo la dama de vista bipolar.

Preferiría no hacerlo,
contestó el hombre
que opto por la sombra
de la mujer deseada.

Y el hombre se quedó mirando
como marchaba la mujer,
con rumbo al olvido visual
y a la eternidad mental.

1 comentario:

Ana dijo...

aaahhh me encantan los poemas que narran, que juegan con las voces, donde hay acciones. qué chido este poema, un beso mi querido amigo :)