jueves, diciembre 21, 2006

Algo del amigo Sampedro.

A continuación les comparto un artículo de uno de los mejores editorialistas que tiene México, hace años ya que Puebla lo adoptó y quien ha trabajado siempre para la Cultura. Se codea con gente como René Avilés Fabila, José Vicente Anaya, Ignacio Padilla, Pedro Ángel Palou, Jorge Volpi, Daniel Sada, Guillermo Samperio. Es parte de la revista Revuelta, que edita la UDLA-P y no hace mucho publicó su novela Ojos de entonces bajo el sello de Nueva imagen. Es orginario de Zacatecas y pueden leerlo todos los jueves en el Diario Milenio-edición Puebla.

Paisajes de la memoria-Juan Gerardo Sampedro
Radiografía y balance de un trepador

Veámoslo así primero: un “trepador”, según el diccionario Salvat T. 19 se define así, “Díc. de las plantas que se encaraman a un soporte mediante zarcillos, raíces adventicias, etc., o bien enrollándose a él si son volubles. f. pl. Zool. Nombre común de ave del gén. Sitta, o. paresiformes, fam, sítidos. Se caracterizan por su corta cola, aspecto rechoncho y por su capacidad para ascender el tronco de los árboles”.No quiero perder la compostura ni parecer un columnista monotemático, pero el fin de año amerita un balance de la “gestión” del peor secretario de Cultura que ha tenido Puebla en toda su historia. Señalo dos puntos y me detengo en otro: el FIP fue una ventana para mostrar la mediocridad de los organizadores y ha quedado de manifiesto la nula capacidad el tiene el secretario de Cultura para allegarse de los recursos que prometió a través de la Iniciativa Privada. Un ejemplo de cómo se puede ser un trepador. Aquí va:A mediados del mes de octubre, René Avilés Fabila estuvo en Puebla dictando unas conferencias de periodismo. Trató de entrevistarse con el Trepador Montiel y éste sólo fue un rato a la comida, se le vio de mala gana, y se fue porque dijo tener otros compromisos. No sabía ni siquiera ante quien estaba: no conoce lo que es la “Fundación René Avilés Fabila” no sabe de la trayectoria del escritor y periodista. Por la noche, cuando se iba a tratar el asunto de los proyectos propuestos por la fundación, el Trepador mandó a un representante y la cosa no pasó de ahí. Después regresó Avilés Fabila a recibir la Cédula Real del Ayuntamiento y a la inauguración de un coloquio que organizó la UAP en torno a la obra de Elena Garro.En el marco de este último evento, Avilés declaró a la prensa que no había recibido respuesta para que la Secretaría de Cultura se sumara a la creación de un premio literario que llevara el nombre de Elena Garro. Y aquí aparecen los recursos del Trepador: ante las preguntas de la prensa en el sentido que René Avilés no había recibido noticias ni comentarios para el proyecto, dijo un poco al estilo de Porky Pig –no sin antes repetir como Ochenta veces “Voy a hablar con René” y “qué bueno que me lo recuerdas”–, lo siguiente. Transcribo parte de su fluido discurso: “Con René estamos llevando una relación y no solamente va a ser la Tola (?), van a ser otros proyectos (…) Ahorita la cuestión es lanzar una serie de proyectos con René.” Eso es to eso es to eso es todo amigos, le faltó concluir.El señor secretario habla de René Avilés tan familiarmente como si de verdad lo conociera. Muy curioso el comportamiento de los trepadores. Pero René Avilés ya tiene una opinión muy propia de esta especie de aves rechonchas y sin cola. Viene el 2007. Ojalá para la cultura de Puebla el panorama resulte mejor. Deseo que se despejen los caminos y el Trepador vuelva a sus asuntos: a leer "TV y Novelas". Sólo a eso. Ya se le acaba la suerte. ¡Suerte!

2 comentarios:

eduardodegortari dijo...

Pues vaya que escribe bien. Además se nota que es una persona sumamanete inteligente. Ojalá se pueda leer en internet su columna. Saludos Alfredo.

indianala dijo...

Alfredito solo dejarte un abrazo muy fuerte!

Lo mejor para vos!

Ta estimo mucho! ahhh si ya lo leeré, lo prometo!
Besosssss. :)