martes, junio 27, 2006

Huyendo del verso y el tiempo.

I
Si escribir es la máxima felicidad de la vida
como ha osado en afirmar Kafka,
por qué cada verso que te escribo,
evocándote,
es lo más parecido a enterrar
meticulosamente un cuchillo
en las costras de nuestra historia.

II
Kafka se equivocó.
Escribir es las cura más cara del mundo,
se necesita tener agallas
para poder nadar las veces que
sean necesarias
en los abismos privados.

III
Mallarmé solió explicar que
no leemos a otros, nos leemos en otros,
y con el afirmo que
no escribimos para otrora, nos buscamos en otrora.
Así es como encontré
las caricias extraviadas, los besos perdidos,
las abrazos inconclusos, las rosas sin regalar,
los poemas sin dedicar y las visitas pendientes;
que jamás nos presentaron
cuando decidimos conjugar el verbo amar.
Pasamos a ser parte del conciente imaginario colectivo.
Existe porque te inventé.
Nos amamos porque el lector, así lo desea.

IV
Y volvemos al inicio de tiempos inmemoriales.
Ambos desnudos, solos, sin nada que ganar
y mucho que perder.
Una serpiente todo lo comenzó.
Una manzana la constancia del acto.
Aprendí a obedecerte, y
tú a hinoptizarme con la levedad de tus caderas
y sin embargo, andamos solos, errando,
en busca del beso que todo lo calme.

3 comentarios:

Sandra Becerril dijo...

Me encantó... esa contradicción porque yo sinceramente creo que sí, la literatura es lo más hermoso en la vida, pero como duele!!!!...
Del proyecto que me dices, estaría muy padre!!! Te dejo mi correo para platicar mejor, te parece?

Cuidate mucho y portate mal!!!

besos

sbecerril@shamra.com.mx

opphelia dijo...

me gustó mucho me gustó, comparaciones contradicciones citas y todo llenos deimagenes que bailan en el poema

CadávEr Muerto dijo...

Bueno... hola... definitivaente Kafka se equivocó... igual aprovecho para decierte que ya envié los textos, pero como no encontré tu mail entre mis contactos del msn (son muchos y todos cambian de nick), los mandé al mail que pones en tu perfil del blog... ¿está bien? Saludos y espero comentarios. Vive le rock.