sábado, abril 22, 2006

Aclaraciones y especificaciones.

¿Cuantas veces he soñado y nos hemos quedado con las ganas
de que a nuestros sentidos exaltemos,
de que con ojos y manos nos recorramos la carne
hasta que nos hierva la sangre?

Pero hoy haré una excepción.
Con esta mano derecha que ves,
sacaré tus entrañas, para recordar
que existen en ti y mostrarte como
dejaste a las mías, cuando con un beso
me juraste volver y con la cadera me decías: Adiós.

No es venganza, es una igualdad de circunstancias.

1 comentario:

el dijo...

bonitos pedasitos, me cae!!!
no tines calor???
yo tenia antes de leerte, termine y me dio mas...
te acuerdas dem i propuesta en el msn....shiales...
se la hago de nuevo..

jejeje..

un abrazo defeño.